Etiquetas

viernes, 7 de noviembre de 2014

Trampantojo, el origen



En el año de 1499 Donato Bramante aceptó el encargo más insólito de su carrera: ampliar el ábside de la iglesia de Santa Maria Presso di San Satiro, no habiendo ni el espacio ni los recursos necesarios para hacerlo. Constructores, albañiles y artesanos diestros en el trabajo con la piedra, guardaban desconsolados cinceles y martillos mientras veían con estupor el ingreso de grupos de gente extravagante ataviados como artistas y que bajo las órdenes del mismo Bramante desenfundaban pinceles y con precisión matemática trazaban sobre el muro  testero unas incomprensibles líneas que paulatinamente se convertían en casetones, losas y hornacinas. El ábside apareció en unos días. Habían creado un trampantojo.  


Ábside de la Iglesia de Santa Maria Presso di San Satiro. Creado por el arquitecto Donato Bramante en 1499


Andrea Palladio fue sorprendido cuando le propusieron hacer un teatro cerrado en el cada vez más denso tejido urbano de Vicenza ¿No eran estos recintos creados por los griegos y repetidos hasta la saciedad por los romanos espacios abiertos ubicados con estrategia en laderas y pendientes propicias para este fin?  Hacer un espacio cerrado pero que parezca abierto. Si, esa debía ser la solución: aperturar ilusoriamente el techo dibujando un cielo en él, crear calles inexistentes que rompan el escenario y que abran portales que transporten a los espectadores a lugares tan lejanos como sus sueños. Eso es, Scamozzi lo continuaría. Trampantojos es lo que había que hacer 1

Fragmentos del techo y de las calles del escenario del Teatro Olímpico de Vicenza diseñado por los arquitectos Andrea Palladio y Vicenzo Scamozzi en 1580

Con el espíritu de estos espacios de ilusión nace este blog, esperando contar con la complicidad del lector para deambular por territorios cada vez menos frecuentados de la arquitectura, y en la búsqueda infructuosa de decodificar  experiencias vividas a través de la arquitectura, podamos vivir la riqueza de las formas tangibles y las ideas subyacentes en ellas.

En un intento de agrupar estos textos , muchas veces inconexos, al interior de este blog, surge la idea de etiquetarlos en cuatro espacios virtuales de límites más que difusos, siendo necesario dar algunos breves alcances sobre la denominación de los mismos:


Esferas efectivas


Algunos científicos suelen denominar “teoría efectiva” a un modelo creado específicamente para observar un fenómeno y concluir sobre él, sin importar demasiado que este mismo marco sea igual de eficiente al aplicarlo para otros casos.  Así, utilizando este concepto nacen las “esferas efectivas”, textos breves que buscan recomponer con palabras  una experiencia arquitectónica y  reconocer algunos de los componentes que la hicieron posible,  pudiendo así plantear algunos tópicos y conclusiones sobre ella que por el momento creo. Como la rigurosidad del dato o la precisión cronológica no es el objetivo central, me tomo licencias narrativas y divago sobre ciertas historias que si bien no necesariamente se dieron al menos existieron las condiciones para que se den.


Historia


Las experiencias con la arquitectura, si se pretenden intensas, deben enfrentar al hecho físico de una manera directa, entrando en sintonía y en sincronía con él. Sin embargo, una mirada al pasado puede proporcionarnos herramientas muy útiles para remontarnos a los orígenes de lo que hoy, probablemente sin saber por qué, nos conmueve. Al interior de esta etiqueta serán depositados textos que relacionen un acontecimiento del pasado que a manera de escalera nos permita acceder a niveles superiores en el entendimiento de un hecho físico dado hoy a nuestros sentidos.


Instantáneas


El complejo proceso de una experiencia trascendente con la arquitectura o con cualquier obra de arte se activa en brevísimos  lapsos temporales. Instantáneas es un intento de capturar una imagen de interés y depositarla en el blog acompañada de un párrafo para que, en estado latente, pueda convertirse en un tema de reflexión mayor para mí o para cualquier lector.


Mural


Textos genéricos de aparición espontánea que por alguna razón no encajan en los tres espacios anteriores.



Bajo este esquema, seguro perfectible, nos moveremos a través de objetos físicos y también de ideas, y si los límites entre estos se vuelven difusos, recordemos que un trampantojo es también una forma de realidad

 1 Ver etiqueta instantáneas de este mismo blog: http://blogtrampantojo.blogspot.com/search/label/Instant%C3%A1neas

No hay comentarios:

Publicar un comentario