Etiquetas

jueves, 5 de febrero de 2015

La Estética de la Resistencia



La mejor arquitectura y la que mayor emoción es capaz de transmitir es aquella que evidencia, dentro de sus estrategias compositivas, las leyes que rigen el contexto en el cual se emplaza, algunas distinguibles en ciclos regulares y otras impredecibles como  los sismos y las erupciones, Es el caso de arequipa





Cuando el uso de la geometría más que una elección formal es síntesis bajo la cual se ordena la materia para garantizar su eficiencia constructiva los elementos resultantes exponen sus perfiles en todo su esplendor  como las cúpulas que techan los cruceros de las iglesias coloniales arequipeñas.


Una sucesión paralela y transversal de gruesos muros que sustentan arcos y bóvedas forman un recio entramado que no reconoce límites entre solares sino que se extiende formando una sólida masa edilicia capaz de enfrentar con buena fortuna a los continuos terremotos con los que lidia la ciudad



El eficiente sistema constructivo que prescinde de lo superfluo y perfecciona lo básico reitera sus componentes en  diferentes tipologías y a todas las escalas, garantizando así cobijos eficientes para el cuerpo y el alma de los especiales habitantes de esta tierra, que supieron hacer de la necesidad virtud y transformando sus temores en respuestas fundaron una estética de la resistencia.





2 comentarios:

  1. Gonzalo buen aporte al estudio de la morfología arquitectónica de la ciudad, La Estética de la Resistencia, como tú la llamas podría también entenderse desde el aporte estructural al diseño de la Arquitectura Arequipeña. Como Alberto Morell Sixto diría en un artículo muy bello llamado Sabor a Tierra, que en un extracto dice: "Existe una arquitectura basada en las necesidades más terrenales y, seguramente por ello, sea la única verdadera. Una arquitectura al servicio de sus habitantes, creada a partir de sus programas específicos y de la particular belleza de cada lugar. Creo que eso sucede con la arquitectura de esta hermosa ciudad y en tu artículo lo pones en evidencia. Saludos, Lucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lucho por tu comentario comparto la idea central del bonito texto de Morell al que haces mención pero yo añadiría que la buena arquitectura no solo se limita a las necesidades terrenales de los habitantes, sino también a las espirituales, es allí cuando se germina la mejor arquitectura. Un abrazo!!

      Eliminar